Cómo Emparejar El Vino Con Cada Tipo De Comida

A las cinco de la mañana, los 31 miembros de la Cofradía de San Antón encendían las parrillas para comenzar a cocinar los tradicionales titos. Antes del gran día, los cofrades se afanan durante más de una semana en realizar los preparativos previos al día señalado como picar los 200 kilos de cebolla y los 200 kilos de ajos que conforman el guiso base que acompaña a la legumbre.

A la cebolla y al ajo se suman en esta receta con más de 500 años de antigüedad, 2.000 kilos de titos, 220 litros de aceite de oliva, 4 kilos de laurel en rama, 2.000 pimientos calorranos, 10 kilos de pimentón dulce y 5 kilos de pimentón picante, 1.200 guindillas y 50 kilos de sal. Para cocinarlos «se usan 5.000 kilos de leña de roble» y para acompañarlos «se reparten 3.000 bollos de pan y caramelos y patatas para los más pequeños de la casa, unos 1.500 cada año», explica Félix Pavón, cofrade y portavoz de la cofradía.

A lo largo de la mañana, los titos- procedentes de la localidad de Villasidro- se cocinaron a fuego lento en 17 calderas de aluminio y acero inoxidable. «Las grandes tienen una capacidad de 800 litros y las pequeñas, 650 litros». En total, «se reparten unas 20.000 raciones» y «calculamos que pasan por aquí unas 10.000 o 12.000 personas», comenta Pavón.

Y es que a los burgaleses de a pie se suman «sociedades y peñas de la ciudad que viene a por titos para celebrar una comida de hermandad en sus instalaciones». De hecho, algunas de esas cofradías congela el guiso en sus arcones «para comérselo en las fiestas de San Pedro y San Pablo, es una tradición», añadió.

La cola para llenar la cazuela de titos se alargaba a las dos de la tarde hasta el comienzo del antiguo pueblo de Gamonal. «Los más ‘tempraneros’ llegan a las 8 de la mañana, por norma general es gente mayor, algunos vienen muy preparados con paraguas y chubasquero por si llueve», comentaba el portavoz.

En la fila, esperando su turno, Juan, «vecino de Gamonal de toda la vida», asegura que lleva «más de treinta años viniendo a por titos». Unos titos que luego reparte con sus hijos, «de ahí el tamaño de la cazuela», asegura. Unos metros más atrás, Pilar hace cola desde las doce. Ella es más modesta, solo trae un tupper. «En casa solo los como yo, me gustan mucho y cada año, si la salud me lo permite, me acerco a por unos pocos».

Mientras, en la Real y Antigua de Gamonal tiene lugar la tradicional misa en honor a San Antón, tras la cual se desarrolla la bendición de los ‘compañeros peludos’. Como cada año, los dueños de mascotas, devotos del patrón, llevan a perros, gatos, canarios y todo tipo de animales para recibir la bendición de San Antonio Abad. «Es el cuarto año que vengo, los años que tiene Zeus», comenta una vecina del barrio, que sostiene entre sus brazos a un pequeño perro de pelaje negro que «me regaló mi hermana después de que su perra tuviera una camada».

También los cerdos que sortea la cofradía- procedentes de la localidad de Villafuertes- se llevan su bendición. «Según la tradición deben ser inmaculados, sin mancha y deben ser de Burgos o de su alfoz». La rifa de estos dos cochinos, se producía a las 20.30 horas y la recaudación del sorteo «se entrega cada año a alguna asociación de ayuda como Cáritas».

Además de en el barrio de Gamonal, en el barrio de Huelgas también se celebra San Antón con la bendición de los panecillos de manteca y anís que luego se reparten entre el público,. También se bendicen dos cerdos, que se sortean entre los asistentes y las peñas reparten productos típicos como morcilla, chorizo, vino y caldo mondongo.

Tito de oro

Ya el próximo mes tendrá lugar la entrega del Tito de Oro, que será el viernes 2 de febrero. En esta ocasión el reconocimiento será para el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras y sus Familias de Burgos (Creer). El cofrade Javier Arceredillo fue quien hizo la propuesta y será él quien se encargue de leer el discursos de presentación del centro. La entrega, que hará el obispo de Burgos, «es un acto reivindicativo de la cofradía con el que queremos reconocer la labor de personas, instituciones, entidades o asociaciones que hacen una buena labor por el barrio de Gamonal o por la ciudad».

Source : http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/aroma-titos-impregna-gamonal_165812.html

El aroma de los titos impregna Gamonal
Transformación Digital y Omnicanalidad: Del "que" al "como" y el "Debiese ser"
El 5,5% de Argentina sufre de diabetes
La finca de Can Fasser, Andratx, será el nuevo Centro de Interpretación de sa Dragonera
Simón Bolívar y la libertad de vivir sin coca
El turismo entra en Valladolid por la puerta de la imaginación y diversidad
Catálogo infantil de Netflix: ¿merece la pena si tienes niños?