Camila Cabello, Joe Satriani Y Black Rebel Motorcycle Club, Los Tres Discos De La Semana Para Los Críticos De ABC

Como si hubiera rejuvenecido veinte años,

Joe Satriani arranca su decimosexto disco de estudio con electricidad feroz y desatada en un tema llamado «Energy» que hace justicia a su nombre. Un arranque muy movidito, que agita el cuerpo, pero en el campo instrumental estas píldoras rockeras acaban pareciendo música de videojuegos de carreras. Algo más tiene que haber en un disco de Satriani a estas alturas de siglo. Y algo va apareciendo. El guitarrista neoyorquino comienza a jugar con el sonido en «Catbot», un segundo corte bailable y de aire robótico en el que no desentonaría la voz de Josh Homme (a la postre, lo más interesante de todo el disco). Marida el stoner con el hard rock más melódico y paisajístico en la poderosa «Thunder High in the Mountain», y tampoco engaña el título de «Cherry Blossoms», una dulce balada en la que brilla la aportación de un teclado que hace las veces de arpa recreando una atmósfera de fantasía.

Bastante bonito todo, pero en realidad no muy excitante. Y justo a esa altura del minutaje, cuando es evidente que el disco necesita un revulsivo, se entromete «Righteous», un medio tiempo tremendamente insulso, puro hilo musical de hotel para lunas de miel. Más de lo mismo, pero más lento y aburrido, es lo que hay en la presuntamente sensual «Smooth Soul», que cierra la

primera mitad del álbum sin pena ni gloria.

En la cara B, el Satriani más frenético regresa con el boogie arrollador de «Headrush» (otro título muy elocuente), donde el bajista

Glenn Hughes roba el protagonismo a la guitarra (se trata de un auténtico power-trio, ya que también está

Chad Smith a la batería) con líneas vigorosas e imaginativas, pero en el que tampoco se puede destacar mucho más. Y es que según avanza la cara B queda claro que

el único título engañoso es el del propio disco, «What happens next». No es que le falte velocidad, es audacia, ingenio, la ambición de ofrecer algo más que un virtuosismo basado en la técnica académica y una imponente colección de pedales. La ambición de dejar de hacer discos

sólo para viejos fans y eruditos de las seis cuerdas, y romper la baraja con alguna sorpresa (la batería reguetonera de «Invisible» no vale, Joe) que actualice el papel de la guitarra en el siglo XXI y la resucite de entre los muertos. 2,5 / 5

NACHO SERRANO

Source : http://www.abc.es/cultura/musica/abci-camila-cabello-satriani-y-black-rebel-motorcycle-club-tres-discos-semana-para-criticos-abc-201801110150_noticia.html

Camila Cabello, Joe Satriani y Black Rebel Motorcycle Club, los tres discos de la semana para los críticos de ABC
La música de Fred Wesley destaca entre una treintena de propuestas de Telde
Festival de Música de Cartagena presenta un recorrido entre Colombia y México