El Fútbol Como Cura

“¡Por fin regresa el fútbol!”, habrá pensando más de uno ante la vuelta del campeonato nacional de liga. Afición, cuerpo técnico y jugadores del Deportivo celebran el retorno de la competición con el encuentro de esta tarde ante el Villarreal, tras una semana convulsa por temas extradeportivos que en nada ayudan al equipo herculino ni a su entorno.

Tras el ‘chasco’ del derbi gallego y tras una aparente normalidad se desataba la tormenta en diversos frentes: la desvinculación del director deportivo Richard Barral, la filtración de una supuesta petición hecha por un jugador de una prima por ganar al Celta, Tino Fernández reconociendo que sucedió pero dentro de un contexto ‘distendido’ y Mosquera admitiendo que había sido él pero que el comentario se había sacado de contexto y que simplemente había sido en tono jocoso.

Demasiados ríos de tinta sobre asuntos que pueden despistar de lo que realmente le importa al Deportivo, que es sumar de tres en un feudo que no se le ha dado mal tras su vuelta a Primera: dos victorias, un empate y tan solo una derrota lo corroboran.

Cambio de esquema

El Deportivo comenzó la semana ensayando el sistema 1-4-4-2, con Lucas Pérez y Andone como dupla atacante y sacrificando de este modo la creación, en manos de Emre Çolak, por un fútbol más directo. La reiteración de Cristóbal Parralo en este esquema parecía indicar que, a todas luces, los blanquiazules saldrían hoy a La Cerámica con dos puntas. No obstante, la baja de Lucas Pérez, ausente ya de la sesión del viernes debido a una dorsalgia, obliga al técnico a darle una vuelta de tuerca al equipo titular ante el Villarreal.

La alternativa puede ser un 1-4-3-3, superpoblando el centro del campo. Rubén Martínez seguirá bajo palos, salvaguardado por una línea de cuatro compuesta en las bandas por Juanfran Moreno y Luisinho, centro de la zaga con Sidnei Rechel y que presentará la novedad de Raúl Albentosa, que sustituye a Fabian Schär, que cumple ciclo de amonestaciones, tras ver la quinta amarilla en el pasado derbi gallego. El otro cambio estará en la medular, con la inclusión de un trivote de corte eminentemente defensivo con Guilherme, Celso Borges y Pedro Mosquera, que no era titular desde el partido ante el Athletic de Bilbao. Su última participación fue breve, apenas unos minutos en la victoria ante el Leganés (1-0).

Un solo punta

En las alas repetirán Carles Gil y Adrián López y como única referencia ofensiva un Florin Andone que no es titular desde el pasado 15 de octubre (jornada 8) cuando el Deportivo empató ante el Eibar (0-0). En el banquillo, la alternativa de Borja Valle para refrescar alguno de los volantes en la segunda parte o, en función de cómo vaya el partido, incluso acompañando al delantero rumano en el ataque. También espera su oportunidad Emre Çolak en una lista a la que retorna Bruno Gama (no estaba desde la jornada seis) y de la que se cae por enfermedad Fede Valverde. Debutará en una convocatoria en LaLiga el fabrilista One (con minutos en Copa). El Deportivo acude a La Cerámica, escenario de pasadas alegrías, con la idea de romper la mala racha, sumar tres puntos en un inicio de enero complicado y lograr que el fútbol sea su cura, tras una semana de varios ‘males’.

Source : http://www.elidealgallego.com/articulo/deportes/el-futbol-como-cura/20180106230934360863.html

El fútbol como cura
Sergio Rico se cura la herida en el Wanda
El Langui: "Yo sería un cura de acción, de los que van al poblado a ayudar a los chavales"
Cura de humildad para el VCF
Cómo es el papa Francisco según su sobrino José Bergoglio
Papitas del fútbol: El día que echaron al papa
Oviedo despide a José María Lorenzo, «un cura bueno y entregado»
El Alcoyano retrata al Hércules (1-2)
El Madrid ve la Copa como antídoto a su crisis liguera
La Copa como antídoto para la crisis