Resumen Y Goles Del Barcelona Celta De Vigo De La Copa Del Rey

La derrota en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey frente al Sevilla (1-2) 

enfrenta al Atlético de Madrid contra los pronósticos, los números y la historia en el choque de vuelta, con

un único ejemplo de remontada en este torneo con un 1-2 en contra en el encuentro de ida en casa.

Hace casi 40 años, en febrero de 1978, en los octavos de final de esta competición y frente al Athletic, levantó un 1-2 a domicilio, con un 3-4 en San Mamés, escenario de un partido vibrante que concluyó tres horas después de su comienzo, en torno a las 23.15 en

la tanda de penaltis, que necesitó doce tiros. Ganó el Atlético.

Y avanzó a los cuartos de final,

por momentos una misión aparentemente imposible, por el 1-2 que traía de la ida y por el 2-0 que mostraba el marcador al descanso del duelo de vuelta a favor del Athletic, con dos tantos en propia puerta, de Marcelino y Julio Alberto; dos golpes que parecían definitivos, pero no lo fueron.

Porque el Atlético reaccionó y remontó los dos goles con un 2-3 a su favor. El 2-1 lo hizo Juan José Rubio, de falta directa, nada mas comenzar la segunda parte;

el 2-2 lo marcó Aguilar con un disparo desde lejos y el 2-3, en el minuto 93, lo culminó Rubén Cano ante Iríbar. El duelo llegó hasta el 96.

La eliminatoria estaba igualada, porque entonces

no existía el condicionante del valor doble de los goles fuera de casa en caso de empate en el global de ambos choques, por lo que el encuentro fue a la

prórroga, con un gol del Athletic, logrado por Carlos de cabeza, y otro del Atlético, por un penalti cometido en el minuto 122 y que se lanzó siete más tarde. Lo transformó Rubio en el 3-4. La tanda desde los 11 metros, después, clasificó al club madrileño.

Ese es el único ejemplo en el que el conjunto rojiblanco avanzó a la siguiente ronda de la Copa del Rey en el mismo panorama que tiene ahora frente al Sevilla, con un 1-2 en el duelo de ida en casa y con la vuelta a domicilio, el próximo martes en el Sánchez Pizjuán. No le vale el empate ni siquiera ganar por 0-1. Necesita más goles.

En los otros cinco casos quedó eliminado, la más reciente la pasada temporada, en las semifinales frente al Barcelona, con el que igualó a uno en la vuelta en el Camp Nou, en un partido en el que el Atlético estuvo al borde de la clasificación, con un penalti fallado, un gol legal mal anulado y un empate que fue insuficiente.

Las cuatro anteriores datan de más tiempo:

en 1945 contra el Athletic (1-2 y 0-0), en 1969 con la Real Sociedad (1-2 y 1-1), en 1983 frente al Mallorca (1-2 y 2-1) y en 1986 contra el Barcelona, con el 1-2 de la ida y el 0-0 del segundo encuentro.

El Atlético cree en la remontada. "La eliminatoria no está cerrada, está abierta y, si alguien piensa que está cerrada, creo que se equivoca", remarcó Juanfran Torres. "La victoria del Sevilla es merecida y

hay partido la próxima semana", recalcó Diego Simeone. "

Está todo abierto, podemos pasar a semifinales", dijo Saúl Ñíguez.

"No es la primera vez que hemos ido a Sevilla y hemos ganado tanto en Liga como en Copa", añadió al término del choque Juanfran, uno de los futbolistas que vive desde el principio la era Simeone, en la que el Atlético ha visitado el estadio Sánchez Pizjuán en siete ocasiones en competición.

Le valen dos de esos resultados.

Uno el 0-3 con el que se impuso el 30 de agosto de 2015, con

goles de Koke Resurrección, Gabi Fernández y Jackson Martínez y con ocho futbolistas de aquel once aún en el equipo: el portero Jan Oblak, los defensas Juanfran, José Giménez y Diego Godín; los medios Gabi y Koke; y los delanteros Antoine Griezmann y Fernando Torres.

Y otro el 18 de agosto de 2013, cuando venció en la Liga por 1-3, con un gol del uruguayo Cristian 'Cebolla' Rodríguez y una actuación definitiva de Diego Costa, autor de los dos primeros goles de aquel encuentro. El atacante hispano-brasileño ha jugado tres veces en ese estadio y ha anotado tres tantos con la camiseta del club madrileño.

Los otros cinco marcadores, que incluyen otra victoria más (0-1 en 2012-13), tres empates (1-1 en 2011-12, 2-2 en la Copa del Rey en 2012-13 y 0-0 en 2014-15) y una derrota (1-0 en su última visita, el pasado curso),

le dejan fuera de las semifinales de la Copa del Rey.

El Atlético, a la vez, ha jugado 179 partidos como visitante en competición oficial con el argentino Diego Simeone como técnico, de los que

ganó más del 50 por ciento (91), 63 de ellos con resultados válidos, aunque en diferentes circunstancias y exigencias, para igualar o superar la eliminatoria de cuartos de final en Sevilla.

Cuatro corresponden a esta misma campaña

(1-5 en Las Palmas, 1-2 al Athletic Club, 0-5 al Levante y 0-4 al Lleida), diez a 2016-17, doce a 2015-16, ocho a 2014-15, quince a 2013-14, nueve a 2012-13 y cinco a 2011-12; algunos de ellos memorables e imborrables en la memoria del club rojiblanco y en la trayectoria de Diego Simeone.

Entre ellos lucen dos contra el Chelsea, el 1-4 en la Supercopa de Europa en el estadio Luis II de Mónaco (2012) y el 1-3 en las semifinales de la Liga de Campeones en Stamford Bridge de 2013-14; uno al Athletic, el 3-0 de la final de la Liga Europa de 2012, o uno al Real Madrid, el 1-2 de la final de la Copa del Rey de 2013.

También hay un 1-4 al Athletic, además de otros 1-2 en el nuevo San Mamés, un 0-4 al Celta de Vigo, un 1-3 al Valencia, los citados 1-3 y 0-3 al Sevilla en la Liga...

Hasta 63 marcadores en sus 179 encuentros como visitante en la era Simeone que, como mínimo, forzarían la prórroga el próximo martes en el Sánchez Pizjuán.

Source : https://as.com/futbol/2018/01/18/copa_del_rey/1516295603_482085.html

El Atlético, un ejemplo en 1978 y 63 resultados en la era Simeone
El sentido recuerdo de las aficiones a Puerta y Jarque